Arthegarn (arthegarn) wrote,
Arthegarn
arthegarn

Los libros de Diciembre o la saga Vorkosigan

Este mes de fiestas deja poco tiempo para lecturas sesudas...


... aparte de que cuando empiezo con un Vorkosigan, si tengo tiempo libre, no puedo parar hasta que me los leo todos. Que buenos son, caray. No me los he leídoen ese orden, que tampoco es el orden de publicación, pero los presento así porque este es el prden de coherencia interna de la saga, aunque incluya su fecha de publicación para que veáis el crecimiento tan poco orgánico de la saga.

De Warrior's Apprentice (1991) ya he hablado otras veces.

The Vor Game (1990) cuenta la primera aventura de Miles al dejar la academia y sus consecuencias. Se llevó el Hugo de 1991 y es crucial en la saga porque implica el renacimiento (de hecho, la afirmación) del almirante Naismith, alter ego de Lord Vorkosigan y sobre quien, en realidad, giran la mayoría de los libros (que exploran, hasta Komarr, la dicotomía Naismith/Vorkosigan).

Cetaganda (1996) es una excepción a la regla anterior. Es una novela de intriga, casi de detectives, con un trasfondo importante de ciencia-ficción y, sobre todo, de socilogía-ficción cuya mayor virtud (aparte de tenerte todo el tiempo esperando el próximo movimiento) es presentarte la sociedad y el sistema del Imperio Cetagandés (tres veces más grande que el relativamente aislado y pueblerino Barrayar) de forma realista e interesante. Cuando lees Cetaganda sales queriendo meterte un buen estudio sobre el sistema feudal japonés. Ya me entenderéis si lo léeis. Para variar, esta vez le dan una medalla a Lord Vorkosigan por si mismo, y no al "pequeño almirante".

Borders of Infinity en realidad es una recopilación de tres historias cortas, The Mountains of Mourning (1989, que se situaría cronológicamente justo antes de The Vor Game y se llevó el Nébula de 1989 y el Hugo de 1990 en novela corta), Labyrinth (1989, generalmente aceptado que ocurre después de Cetaganda, este se llevó el Analog) y Borders of Infinity (1987, que ocurre inmediatamente antes de Brothers in Arms). Las tres son muy buenas, pero Borders of Infiity, que se llevó el Hugo de 1988 en novela corta, se sale. El 14 es un número teológicamente correcto...

Brothers in Arms (1989) cuenta las aventuras de Miles y los Dendarii en la Tierra, y la primera interactuación forzada entre Lord Vorkosigan y el Almirante Naismith Incluye la aparición de Duv Galeni, personaje secundario que luego será muy imortante de vuelta en Barrayar. Y la de Mark Pierre Vorkosigan, por supuesto, pero de este personaje no os voy a contar nada. Fue finalista del Hugo de 1990 y debió habérselo llevado.

Danza de Espejos (1995) es el primer Vorkosigan que me leí en la vida y el único que no tengo en inglés, tema que será solucionado con mi próximo pedido a Amazon. En su momento me pareció interesante hasta medio libro y a partir de la mitad (en concreto a partir del encarcelamiento de Mark) absolutamente sublime. La Banda Negra está magníficamente relatada y en Conde Vorkosigan y Lady Cordelia son clavados a mis padres (no puedo dejar de imaginarme a Aral Vorkosigan como una versión más recia del Leto de Jurgen Prochonov en Dune). Cuando lo lees sabiendo quién es el tal Naismith ese del que hablan todo el tiempo la primera parte del libro adquiere muchísima dimensión. Se llevó el Hugo y el Locus de 1995.

Después vendría Memory (1997), del que hablé el mes pasado.

Komarr (1999) sigue la estela de Memory tras la muerte de Naismith, contando la primera misión de Lord Vorkosigan en su nueva carrera. Otra novela de misterio, pero con la introducción de Ekaterin Vorsoisson. Una cosa que tiene McMaster Bujould son sus personajes femeninos: Cordelia (sobre todo), Ekaterin, Quinn, incluso Taura o Kareen Koudelka. Creo que a las mujeres les encantarían.

Después vendría A Civil Campaign (2000), del que hablé el mes pasado.

Diplomatic Immunity (2003) es, hasta ahora, el último Vorkosigan. Una vez más, novela de diplomacia y misterio, con ucho de exploración de la personalidad del ahora casado Lord Vorkosigan y del papel de su esposa en su vida. Nos vuelve a traer a la palestra a alguno de nuestros queridos Dendarii desaparecidos (a Bel Thorne, en concreto) y a Dag Benin, de Cetaganda.

Me quedarían por comentar Shards of Honor (1988, creo) (que me terminé el otro día) y Barrayar (1991) (que me estoy terminando). Ambos hacen referencia a la historia de los padres de Miles, como se conocen y enamoran (el primero) y cómo sobreviven al matrimonio (y a una guerra civil y un par de atentados, de por medio). Como tiene que ser, lo comentaré el mes que viene.

Lo digo muy a menudo, pero insistiré. Echadle mano a algún Vorkosigan, sobre todo, para empezar, a Warrior's Apprentice o a Borders of Infinity, (ambos están en español por Nébula como El Aprendiz de Guerrero y Fronteras del Infinito) y no lo lamenteréis. Considerad que la saga (sólo la saga) tiene acumulados cuatro Hugos, más de lo que consiguieron en toda su vida autores como Isaac Asimov, Arthur C. Clarke, Roger Zelazny (Dilvish el Maldito) o Fritz Leiber (Fafhrd y el Ratonero Gris). Confiad en mi.
Tags: libros, vorkosigan
Subscribe

  • A vueltas con lo de la Libertad.

    Pregunta por Facebook el amigo S ir Accolon a aquellos que negamos “de alguna manera” la existencia de la libertad si, partiendo de…

  • Ya vale, ¿no?

    Bien, el Partido Popular ha ganado las elecciones con mayoría absoluta. Y tiempo le ha faltado a mucha gente (algunos, amigos míos)…

  • Lobbies, sindicatos, demagogos y el interés público

    Esta mañana, dándole un vistazo a los blogs que sigo, me he encontrado un artículo de Julio César Ortega titulado Leyes…

  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your reply will be screened

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 4 comments